miércoles, 27 de agosto de 2008

Bangkok Dangerous

Esta película de Nicolasete Cage, es un remake de otra película del mismo nombre de los hermanos Pang, que a su vez era una copia de The Killer de John Woo. Que decir que la mejor versión de las tres obviamente es la de John Woo, no por ser la primera, sino por tener alma y mostrarnos unos personajes humanos, que a pesar de las situaciones laborales de cada cual, todavía pertenecen al genero humano, cosa que con la nueva de Cage no pasa, tenemos a un actor interpretando el papel de un monstruo inexpresivo y torpe en relaciones humanas, mas por ser un psicótico que por ser un solitario.

Pues eso, el personaje principal es un terminador en el amplio sentido de la palabra, es de gatillo facil y todas las situaciones violentas las resuelve ejecutando al sicario de turno, mientras que en las relaciones humanas el tío va evolucionando y apreciándolas. El peso humano lo llevara su ayudante / discípulo oriental, que la verdad el chaval hace un buen papel, de un macarrilla avispado que en el fondo es un buenazo en una mala situación, entre este y la novieta que se hecha Cage, son los que le llevan al camino de la humanidad.

Si en The Killer la novia se queda ciega por culpa del protagonista, que es lo que le llevara a enamorarse de ella finalmente, en esta película la chica es sorda por culpa de la naturaleza, eso si la chica es de lo mas tierno que hay, es la bondad encarnada, lo cual como hemos comentado es lo que le hace pasar a Cage al lado “bueno” lo que le llevara a un final un pelin trágico.

En definitiva, es una peli de acción exótica, con lo cual te puedes pasar un buen rato y de paso hacer turismo, pero en definitiva, se puede ver la peli tan ricamente en casa sin sufrir el calor de un cine (UGC Zaratán) que ahorra en el aire acondicionado.

4 comentarios:

Doctor Cataplasma dijo...

¡Menuda mierda!

Laurel dijo...

Doc, tu como siempre en tu linea.

Bentxi dijo...

Que fisno eres XD

Pero has captado el mensaje XD

Bentxi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.